España y Caldas estudian integración y hermanamientos


 

JUAN CARLOS LAYTON

LA PATRIA | MANIZALES

 

España quiere una mayor integración con Caldas para trabajar en proyectos de ciudades inteligentes, educación, cultura y turismo. También busca concretar un plan de hermanamiento con Villamaría.

Las propuestas se discutieron el pasado miércoles, junto con el gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahíta y el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Trujillo, durante la visita del embajador de esa nación a Manizales, Pablo Gómez de Olea Bustinza.

Aunque tanto el embajador, como el gobernador reconocieron que no hay nada concreto y apenas son ideas, el embajador insistió que el objetivo es sentar las bases para una cooperación futura, de tal forma que hacia marzo próximo se empiecen a aterrizar varios proyectos.

El interés español es mayor, teniendo en cuenta que España es el segundo inversor en Colombia, después de Estados Unidos, sin contar que hoy en el país se tienen unas 450 empresas españolas.

“Eso nos da un potencial de colaboración tremendo, y creo que es nuestro deber explorarlo y profundizarlo”, sostuvo.

En lo que tiene que ver con educación, el plan apunta a otorgarles becas a los estudiantes españoles que están en Caldas, pero a la par enviar estudiantes caldenses becados a España, dentro del programa de la Alianza Suma, entre el que se incluyen las universidades Nacional, de Caldas, Católica, de Manizales, Autónoma y Luis Amigó.

También planteó planes para que los estudiantes obtengan la doble titulación, de tal forma que estudien en ambas naciones, sin tener que hacer mayores trámites u homologaciones. “Queremos que sea en doble sentido, porque esto enriquecerá mucho más los intercambios, no solo de estudiantes, sino también de profesores e investigadores”, sostuvo.

 

Ciudades inteligentes

En lo que tiene que ver con las ciudades inteligentes, el objetivo español es financiar un proyecto específico de desarrollo para Manizales, aunque reconoció que aún no hay una cifra concreta de inversión. “Lo que podríamos hacer es ver cómo se desarrolla un proyecto conjunto y asumir parte de la financiación, pero necesitamos también un compromiso de la contraparte colombiana”, resaltó.

En turismo, Gómez de Olea Bustinza, resaltó el interés de ofrecer asesorías y apoyo, a través de entidades como la Comunidad Autónoma de Galicia o de Baleares, entre otras.

Lo anterior teniendo en cuenta la fortaleza turística que hoy tiene España, y que se incrementó este año, con unas cifras históricas que alcanzaron los 84 millones de visitantes en el 2017, casi el doble de la población que tiene España (46 millones).

Parte de este mismo interés conllevó a proponer un hermanamiento entre Caldas de Reyes o Caldas de Reis, municipio español de la provincia de Pontevedra, en Galicia, y Villamaría.

Esto como una forma de vincular a la Embajada y a España en los actos conmemorativos del sabio Francisco José de Caldas. “Son municipios con características parecidas, tienen planes interesantes en aguas termales, que también podemos explorar y lograr un hermanamiento que vaya más allá de las letras”.

 

Emigración

El embajador resaltó que ambas naciones tienen muchos factores en común, incluyendo el número de colombianos que hoy habitan en esa nación, comunidad que asciende a unas 230 mil personas registradas, sin contar los que ya tienen nacionalidad española, por lo que la cifra puede ascender a unos 400 mil.

Se suma el hecho de que España es el segundo emisor de remesas a Colombia, y de estas el Eje Cafetero recibe cerca del 24%, según cifras del Banco de la República.

 

España

 

El año pasado Colombia exportó a España 826 millones de dólares, entre enero y noviembre, cerca de $2,4 billones, un descenso del 22,4% con respecto al mismo lapso del 2016. De esa nación se importó entre enero y octubre del 2017 una cifra similar de $2,3 billones, un crecimiento del 9,7%, según cifras del DANE.

Aunque España trae varios años de decrecimiento, el embajador Pablo Gómez de Olea Bustinza, sostuvo que es de los países de la Eurozona que más crece, con un crecimiento estimado del 2,8% para el 2018. El año pasado creció en cerca del 3,5%. La tasa de desempleo bordea el 16%, un descenso frente al 25% que tenía al inicio de la crisis del 2008.

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook