Gobierno condiciona al Eln para pactar nuevo cese el fuego


COLPRENSA | LA PATRIA | BOGOTÁ

Al término de la reunión de emergencia convocada ayer por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y parte del equipo negociador con el Eln, el jefe de la delegación, Gustavo Bell, reiteró la voluntad del Gobierno en pactar un nuevo cese al fuego y afirmó que esta guerrilla debe mostrar voluntad de paz.

“Esta disposición del Gobierno Nacional requiere hechos inequívocos de paz que permitan alivios humanitarios en beneficio del bienestar y la tranquilidad de las comunidades y la construcción de confianza para adelantar el proceso”, dijo Bell y afirmó que el Gobierno mantiene las intenciones de paz porque lo considera “indispensable para garantizar un mejor futuro para los colombianos”.

El delegado del Gobierno agregó que días antes de que el Eln hiciera varios ataques terroristas en el país se había reunido con el jefe de la delegación de esa guerrilla, Pablo Beltrán, para hablar de la posibilidad de llegar a un acuerdo final antes de la finalización del mandato Santos. “La reunión terminó en un ambiente positivo y quedamos de instalar oficialmente la mesa el miércoles 10 de enero”, señaló.

El jefe del equipo negociador dijo que el Gobierno rechaza las acciones del Eln que pese al “clamor de la comunidad nacional e internacional” y a la disposición del Estado colombiano por mantener y prorrogar el cese el fuego, optó por “reanudar sus acciones ofensivas contra la comunidad, las fuerzas armadas y la infraestructura del país”.

“Condenamos el asesinato del soldado Luis Guillermo Ascencio Alape en Arauquita y el ataque al puesto de infantería de marina donde resultaron dos infantes heridos. Nuestra solidaridad con sus familias. Lamentamos los ataques al oleoducto. Estas acciones son una afrenta contra las comunidades y contra el medioambiente”, manifestó Gustavo Bell.

ONU

El jefe del equipo negociador dijo que debido al llamado de la iglesia, las organizaciones sociales, los países amigos, y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el Gobierno reitera su voluntad de reactivar el cese el fuego y negociar uno nuevo. Agregó que varios miembros del esquema de verificación del cese el fuego de la ONU están regresando a sus países ante el vencimiento de este el pasado 9 de enero.

Bell señaló que Naciones Unidas ha expresado que para que mantener el esquema de verificación requieren que se les informe prontamente sobre la decisión de reanudar el cese el fuego. “Este es uno de los muchos temas que el presidente Santos abordará con Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, durante la visita de este último a Colombia mañana”, sostuvo.

Además informó el jefe del equipo negociador que el Gobierno le solicitó que asista a esta reunión para continuar evaluando el proceso. “Permaneceré en Bogotá en espera de las instrucciones que reciba del señor presidente al término de la reunión con el secretario General de la ONU”, dijo.

“Las Fuerzas Armadas seguirán actuando para proteger la vida y honra de los colombianos, como ordena la Constitución Nacional. El Gobierno reitera una vez más su voluntad de llegar a un acuerdo para terminar el conflicto armado con el ELN”, concluyó Gustavo Bell.

Líder de las FARC pide que continúen los diálogos con el Eln

El máximo líder del partido político FARC, Rodrigo Londoño, pidió ayer que continúen los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del Eln.

“Hacemos un llamado al Gobierno Nacional, al Ejército de Liberación Nacional (Eln), a los diversos actores políticos del país, a la sociedad colombiana y a la comunidad internacional a sumarse para exigir la continuidad de la mesa de diálogos de paz en Quito”, dijo Londoño en un vídeo retransmitido en las redes sociales de las FARC.

Asesinan a dos policías en Arauca 

Continúan las arremetidas en contra de la Fuerza Pública. Así lo confirmaron las autoridades, tras conocer el asesinato de dos policías en el departamento de Arauca. 

Los uniformados Carlos Antonio Perea García y Cristian Anderson Palencia Rueda, fueron ultimados entre los barrios Libertadores y Miramar, entre el municipio de Arauca y El Amparo, una población venezolana. 
Según el reporte, los uniformados se encontraban realizando labores de vigilancia cuando fueron ultimados, al parecer, por miembros de la guerrilla del ELN que delinque en esa zona del país. 
En caso de confirmarse la autoría de los hechos, al Eln se le adjudicarían 13 atentados desde que se levantó el cese al fuego entre esa guerrilla y el Gobierno Nacional. 

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook