Santos pide descartar intervención militar en el vecindario | La Patria


EFE | LA PATRIA | CARTAGENA

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró anoche que su país no se quedará de “brazos cruzados” ante la grave crisis que vive Venezuela, tras reunirse con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien le pidió descartar una intervención militar en el país vecino.

En el inicio de la visita de mayor nivel que ha realizado hasta el momento a América Latina un funcionario del nuevo Gobierno estadounidense, Pence sostuvo que la situación venezolana es “inaceptable”, por lo que manifestó que su país tiene “muchas opciones” y “confianza de que al trabajar con los aliados en América Latina se va a encontrar una solución”.

En Venezuela, agregó, “el pueblo está sufriendo y debe soportar la brutalidad del régimen del presidente, Nicolás Maduro. Un país que debería ser de los más ricos es hoy de los más pobres y corruptos, por lo que el presidente Trump no se quedará con los brazos cruzados. Vamos a seguir tomando acciones hasta que Maduro tome el camino a la democracia”.

Pence recordó que “el régimen de Maduro ha amordazado a la Asamblea Nacional, ha socavado a la prensa libre, ha puesto en prisión a opositores y alrededor de 130 valerosos venezolanos han muerto en la lucha por la democracia” desde abril pasado, cuando comenzaron las protestas contra el Gobierno.

El vicepresidente se refirió a las recientes sanciones adoptadas por Washington contra miembros del Gobierno venezolano, incluido Maduro, y no descartó más acciones de ese tipo.

“Vamos a seguir tomando acciones hasta que el régimen de Maduro restaure la democracia, celebre elecciones y le dé libertad a los opositores políticos”, afirmó.

Como parte de ese esfuerzo, el vicepresidente estadounidense espera reunirse hoy en Cartagena con miembros de la oposición venezolana.

La solicitud de Santos

El mandatario colombiano le expresó al vicepresidente estadounidense que “la posibilidad de una intervención militar en Venezuela no debe ser contemplada”, algo que planteó el viernes Trump.

Santos aclaró que “ni Colombia ni América Latina, desde el sur del Río Grande hasta la Patagonia, podrían estar de acuerdo. América es un continente de paz. Mantengámoslo así”.

Pence llegó en la tarde de ayer a Cartagena en compañía de su esposa, Karen.

Otro de los temas que trataron Santos y Pence fue el del aumento de los cultivos ilícitos en Colombia, que, según la Casa Blanca, alcanzaron en 2016 la cifra récord de 188.000 hectáreas, con una producción potencial de cocaína de 710 toneladas métricas.

Al respecto el jefe de Estado colombiano reconoció el incremento en las siembras ilegales, lo cual definió como “una preocupación”.

Pence, por su parte, calificó la situación de “una crisis que necesita una acción rápida para proteger a los pueblos de ambos países”.

 

Pence viajará hoy en la tarde a Argentina. También se desplazará a Chile y Panamá, su objetivo es subrayar el compromiso del Gobierno de Trump con Latinoamérica y reforzar el esfuerzo multilateral para aislar a Venezuela.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook